viernes, diciembre 29, 2006

Lorena es camarera de un pub cercano a donde vivo. Acostumbro a acercarme a ese pub con mis amigos los dias que podemos juntarnos, a contarnos historias y si se tercia coquetear con las chicas que entran, las cuales, junto con Lorena, son de lo mejorcito que se puede echar un hombre a la vista. Lo cierto es que a esta chica no le falta nada. Ni la gracia, ni la belleza, ni un fisico acorde a los dictamenes de la moda. No obstante Lorena guarda en sus ojos destellos de infelicidad. Todos la conocemos ex-novios y amantes, todos la conocemos pretendientes, pero nadie que la llene. A menudo cuando va pasando la noche y las bebidas van provocando su efecto entre los que llenamos el pub, paro de hablar y de hacer lo que este haciendo y me dedico a observarla. Observo como coquetea mientras trabaja, como baila y se divierte desde dentro de la barra de un modo natural, aunque forzado. La intuyo muy feliz de cara a la gente, pero triste cuando no esta a la vista de todos. Me dura poco tiempo. Al rato vuelvo a la realidad y a escuchar las historias de mis amigos. Uno de ellos me contó como se lo había montado en el baño de ese pub, pero sinceramente, creo que es mejor recordar historias más agradables. Os sigo contando.

1 Comments:

Blogger Rita Peich said...

Bueno, es que Lorenas como esas, por desgraci, hay muchas ... pero si al menos baila y se lo pasa bien dentro de la barra, al menos tiene una ventaja sobre muchas otras que viven amargadas

Un beso

7:46 p. m.  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home