viernes, diciembre 29, 2006

Olga es una mujer fantástica. De mentalidad libre y abierta, directora de una empresa de logística, madre, ama de casa, profesora de sus niños y en su tiempo libre amiga de sus amigas. Cuando la conoci era aún una mujer bastante cohibida, de rapidos piropos y reacciones, pero con un trasfondo tímido. Pase un fin de semana haciendola compañía mientras su ex-marído cuidaba de las niñas. Mujer de caricias sensibles y sentidas, me parecía de la clase de personas que deciden llevar la iniciativa, pero tras desnudarnos mutuamente y comenzar a besarnos con nuestros cuerpos pegados, me dí cuenta que se entregaba totalmente a mis manos y caricias, asi como a mis besos y rozes. Su blanca piel se erizaba al contacto de mis manos, al más fino de mis besos. Sus gemidos cuando mi boca descendio a su sexo pudieron ser oidos desde cualquier habitación de su casa. Sentí que esta mujer se deshacía en mis manos, al contacto de mis dedos, una y otra vez. La primera vez que nos acostamos disfruto de tres orgasmos antes de la penetración. Cuando este domingo la dejé en su casa, noté en su cara que algo había cambiado en ella. Olga me volvió a llamar el martes para decirme que se ha comprado un Kit completo de consoladores, en compañía de una amiga que tambien a sucumbido. Decididamente mujeres como ella hacén que sonria cada vez que las recuerdo, y que me sienta más feliz con lo que hago.
Lorena es camarera de un pub cercano a donde vivo. Acostumbro a acercarme a ese pub con mis amigos los dias que podemos juntarnos, a contarnos historias y si se tercia coquetear con las chicas que entran, las cuales, junto con Lorena, son de lo mejorcito que se puede echar un hombre a la vista. Lo cierto es que a esta chica no le falta nada. Ni la gracia, ni la belleza, ni un fisico acorde a los dictamenes de la moda. No obstante Lorena guarda en sus ojos destellos de infelicidad. Todos la conocemos ex-novios y amantes, todos la conocemos pretendientes, pero nadie que la llene. A menudo cuando va pasando la noche y las bebidas van provocando su efecto entre los que llenamos el pub, paro de hablar y de hacer lo que este haciendo y me dedico a observarla. Observo como coquetea mientras trabaja, como baila y se divierte desde dentro de la barra de un modo natural, aunque forzado. La intuyo muy feliz de cara a la gente, pero triste cuando no esta a la vista de todos. Me dura poco tiempo. Al rato vuelvo a la realidad y a escuchar las historias de mis amigos. Uno de ellos me contó como se lo había montado en el baño de ese pub, pero sinceramente, creo que es mejor recordar historias más agradables. Os sigo contando.

lunes, diciembre 25, 2006

Feliz Navidad, Felices fiestas y muchas gracias a todos los que entrais a leerme. Que Olentzero(o santa claus) os traiga todo lo que le habeis pedido y que todos vuestros deseos se os cumplan de verdad. Besos para todas y abrazos para todos. Segid viniendo prometo contaros cositas nuevas.

martes, diciembre 12, 2006










Para todas aquellas Fans de mis fotografías. Besos.