domingo, septiembre 03, 2006

Vacaciones y sol. Verano y calor. Todo esto se acentúa cuando estás disfrutandolo en Africa. Cuando el sol aprieta de veras, cuando el calor asfixia, una ducha en una choza improvisada puede ser el mayor de los placeres. Como ya sabe alguno de quienes me leeis este verano lo he pasado en Africa, un poco por mi cuenta y otro poco en compañia de un grupo de gente con guia. Mi suerte a sido coincidir con una persona "conocida" del mundo de la televisión. Se trata de una mujer muy conocida, por lo que voy a ocultar su identidad. De pelo no muy largo, oscuro, con grandes ojos castaños y una sonrisa embelesadora. Su cuerpo en apariencia tan debil y fragil demostró ser tan apasionado en sus expresiones como voluptuoso en sus formas. Mientras pasaban los dias en los que nuestras miradas se cruzaban, los guiños erán costantes, y nuestras intenciones iban tomando forma. Tanto es así que un dia terminamos por coincidir en esa especie de chozas para las duchas. Ella fué a refrescarse como todas las noches, y yo aproveché para meterme cuando ella ya estaba dentro, haciendome el despistado. Pude contemplar su cuerpo desnudo durante unos segundos hasta que observe que me miraba con el rabillo del ojo y me lanze. Deje que la toalla se deslizara hasta el suelo y me aferre a ella besandola con pasión. Por la comisura de los labios, el cuello y sus humedos hombros, con mis manos aferrando su espalda y sus nalgas con firmeza, mientras las suyas, en un principio torpes, acabaron lanzandose. Hicimos el amor contra las paredes de bambú de la choza, mientras el frio agua de rio recorria nuestros cuerpos que se besaban ya sin ningun freno. Sus piernas se balanceaban en el aire mientras mi sexo arremetia contra el suyo, frenado en el choque contra la pared de bambú. Su cara descompuesta por momentos, su respiración jadeante y entrecortada, ahogada en pequeños gritos apagados por mis besos. Terminamos exhalando amor y sexo por todos los poros de nuestra piel. Nos duchamos y nos dirijimos a mi habitación donde volvimos a hacer el amor sin dilación. A la mañana siguiente y ante la vista de nuestras ojeras acompañadas por nuestras sonrisas la gente del grupo comento sobre nosotros, pero poco importaba ya. Todo el viaje lo repartimos entre descubrir rincones de Africa, y rincones de nosotros mismos. Os seguire contando más noches, gracias a todos los que estaís ahí un dia más. Bienvenidos.

2 Comments:

Blogger Rita Peich said...

Madre mía qué envidia!!!! Veo que lo has pasado genial. Qué suerte! (te lo digo como portazos del grupo de "Mal Folladas"), jejeje

Me alegro que África, sus habitantes y sus visitantes te hayan conquistado ... pero más me alegra tenerte de nuevo aquí, que te hemos echado de menos!

Un beso en la horquilla esternal

6:18 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Pero bueno, ¿cómo te puedes callar el nombre de la presentadora? Haz como Dominguín cuando se tiró a Ava Gadner.
Bienvenido, besos Chapi

11:04 a. m.  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home