martes, junio 06, 2006


"¿Perdona, tienes fuego?". Si, espera espeté yo. Es curioso lo que nos cuesta contestar algunas preguntas tan simples. La situación no dejaba de ser violenta, pesé a ser esperada. Y es que sobre la toalla tumbado en la playa desnudo completamente me encontraba yo, dando fuego a una mujer desnuda completamente agachada hacía mí. Las playas nudistas es lo que tienen, que a parte de el placer de bañarse y tomar el sol desnudo, puedes unirle el de contemplar algunos cuerpos. Y el de está mujer era uno de esos que gustan de ser contemplados. Me fijé en ella desde que llegue a la playa. La ví allí tumbada al sol, solitaría, con una piel suave y unos senos no muy grandes pero turgentes y dorados al sol, y con unas caderas que cuando se giraba dandome la espalda, reflejaban una perfecta S sinuosa. No pude evitar pensar como sería hacerlo con ella, asi como tampoco pude evitar cruzar unas miradas con ella mientras yo me quitaba la ropa presto a tumbarme para tomar el sol. Cuando mi calenturienta mente no dejaba de atosigarme con imagenes excitantes, decidí meterme al agua, para rebajar mi ya prominente erección. Nada que hacer, puesto que a la vez que entré yo al agua la noté que me seguía con la mirada, y cuando salía del mar me cruze de nuevo con ella. Pude notar como sus pezones se pusieron en punta, durisimos, al contacto con el agua fría. Esté es uno de esos momentos en los que mi sexo manda por mí y puede hacer lo que le da la gana. Cuando Silvia(que así se llama) me pregunto si me importaría que se sentase a mi lado, yo ya pense en hacerlo con ella. No pude evitar verme haciendoselo directamente en el agua del mar, o sobre las toallas, rebozados en la arena, ante la atenta mirada de quienes nos secundaban. Me dijo que estaba harta de moscones, y que si la veían con alguien quiza dejaran de atosigarla. "¿Y si te atosigo yo?" pregunte, "Tú puedes atosigarme lo que quieras". Me lanze, le comente lo que estaba pensando y ella me paró. "No quiero que nos vean, pero me gusta la idea. Hagamos algo, aprovechemos el dia calentandonos y ya veremos como acabamos". El dia se me hizo eterno, tres veces estuve dandola crema por su cuerpo, pasando mis manos de arriba a abajo, y tres veces me dio crema ella a mí, no tanto para evitar las quemaduras, así como para aprovechar a manosearnos. Aún puedo sentir sus manos en mi culo, manoseandomelo, pasando por entre mis piernas para agarrar mi sexo. Aún notó sus pezones entre mis dedos, y la suavidad de su coño rasurado, cuando mi mano se deslizo por él. Hacia las seis de la tarde ya no soportabamos más. Nos metimos al agua y avanzamos hacía una cala mucho más pequeña. Ella hizo ademan de alejarse, pero agarrandola con rapidez tire de ella hacía mí. Cuando hice pie en la arena supe que ya no se escaparía. Cuando la arrime a mi cuerpo me puse tan excitado que podría haber explotado allí mismo. Follamos salvajemente sin salir completamente del agua. Note como sus piernas se abrían cada vez más a cada empellón. Note como sus gemidos y sus gritos se ahogaban con el ruido del mar. Sus arañazos en mi espalda cicatrizaban al momento con el salitre del agua, mientras pi polla no dejaba de penetrar en ella. Subiendola sobre mi cintura la fuí sacando poco a poco del agua sin dejar de fornicarla. La ausencía del agua nos hizo darnos cuenta rapidamente de lo calientes que estabamos y del calor que desprendian nuestros dos cuerpo sjuntos. La tumbe sobre la arena, y sacandosela, la gire sobre sí misma, levanté su pierna izquierda, y desde atras la penetré sin esperar a nada. Ahora ella estaba siendo completamente dominada, cuando quería que su sexo me presionara más bajaba un poco su pierna, mientras que cuando quería penetrarla profundamente la levantaba bien, para que me sintiese hasta el fondo. Cuando noté que el ritmo aceleradisimo de Silvia erá sinonimo de orgasmo, y que sus convulsiones no cejaban, la bajé totalmente la pierna, para desde atras follarla con dureza mientras mis manos la levantaban la pelvis y la acariciaban el clitoris, empujandoselo hacia delante con movimientos circulares, consiguiendo que se rozase con mi polla cuando la penetraba. Gemimos extasiados, y nos corrimos como dos animales en celo. Ahora toca volver, le dije yo, "Si, pero no sin antes repetir esto" me dijo Silvia. Y tuvimos que repetirlo.

8 Comments:

Blogger Lalola said...

IMPRESIONANTE! Ahora mismo mi entrepierna esta tan húmeda como el agua que os envolvia mientras follabais.

Besos Húmedos.

4:45 p. m.  
Anonymous palindrome said...

Has conseguido que me excite y eso que soy gay, pero es facil; cambias a Silvia por Silvio, italiano que veraneaba en la costa española y a la a montarse la fantasia

Chico, aqui no se desperdicia nada.

Un saludo, no te doy la mano, porque pringa, you know.

5:45 p. m.  
Anonymous palindorme said...

Por cierto, lo olvidé, me pido Silvio, es mi fantasia y elijo.

Un Saludo.

6:17 p. m.  
Blogger Rita Peich said...

Siempre me repito lo mismo pero ... a ver si me acuerdo de no leer tu blog en la oficina!!!

Joooooder, tío, y yo echándome la siesta en la gélida Alemania ...tú te crees que es justo que encima me lo cuentes??? :-)

Bueno, ya te pillaré yo un día por banda y q sepas q ésto también lo quiero yo!

Besos, Rita

6:48 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Y con esto, ¿vas luego a trabajar? (en lo tuyo, quiero decir)
Besos Chapi

11:50 p. m.  
Blogger Rita Peich said...

Ya se lo he dicho yo muchas veces, que no puede estar empalmao las 24h del dia, que no es normal y q el dia menos pensado le da una erección súbita y le ingresan con un traumatismo craneoencefálico (sobre todo por lo de "-fálico"!!!)

Pero tu nada, venga bombear ... y venga bombear sangre !!!

Ayyyyy, juventud divino tesoro (de 23 cm!!!)

12:32 a. m.  
Blogger Salvaje27 said...

Jajajaja, cada dia me gustá más y más leeros. Qué sería de mí sin vosotros??
Preguntas si despues de esto voy a trabajar. Bueno, me consta que alguien de los que aquí escriben saben de primera mano que así es. No sabeis lo orgulloso que me siento de que os gustase tanto la historia del finde. Si os soy sincero, ese sabado no fuy a "trabajar", porque bastante trabajo tuve con Silvia, con la que estuve hasta las diez de la mañana del domingo...
Un beso a tod@s, espero seguir gustandoos tanto, haceís que cada dia me exija más y eso me gusta.

3:38 p. m.  
Blogger Rita Peich said...

Chico, no te exijas más y más que en una de éstas se te cae a cachitos y entonce se acabó la gracia!!!

Y a ver qué hacemos entonces con la cristalería de 36 piezas que he comprado para cuando te decidas a hacerme una visita??? :-O

6:42 p. m.  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home